Amor por lo Natural

EMESH

La marca Emesh, es un emprendimiento chileno fundado en 2018.

 Se distingue por ofrecer
productos de cosmética orgánica y natural. Estos son elaborados por Paulina Ferrer, una profesional
con formación en Ingeniería en Administración de Empresas, cosmetología, y actualmente, inmersa
en estudios de Medicina Alternativa y Naturopatía. La singularidad de Emesh radica en su
compromiso con la sostenibilidad y el fomento de empleo inclusivo, promoviendo además un estilo
de vida saludable .

Paulina Ferrer, quien pasó su infancia en el campo, ha cultivado no sólo plantas para sus productos,
sino también una profunda conexión con la naturaleza. Su desarrollada inteligencia naturalista se ha
enriquecido a lo largo del tiempo con diversas formaciones, las cuales convergen para dar forma a
la identidad de la marca.

En un esfuerzo por promover prácticas sostenibles, el equipo de Emesh se dedica a cultivar y
recolectar plantas de manera respetuosa con el medio ambiente y elaborar extractos naturales de
diversa índole. Todos los productos de la marca se formulan rigurosamente bajo las normas Ecocert,
asegurando la calidad y autenticidad de los ingredientes utilizados.

Emesh va más allá de ser simplemente una marca de productos orgánicos; también abraza un
compromiso social. La empresa se esfuerza por fomentar empleo entre mujeres y jóvenes sin
experiencia previa, brindándoles oportunidades para crecer y desarrollarse en un entorno laboral
inclusivo y amigable.

Este enfoque no sólo contribuye al desarrollo de la comunidad, sino que también refleja el
compromiso de Emesh con la responsabilidad social y la equidad de género. Cada compra de
productos Emesh no solo respalda la belleza natural y la salud, sino que también se convierte en un
apoyo tangible para iniciativas sostenibles y la generación de empleo inclusivo en la región de Los
Lagos.

Significado y elección de nombre

Emesh es un nombre sin género que toma su inspiración del hermafroditismo de las plantas,
destacando así la dualidad y armonía presentes en la naturaleza. Este nombre también establece
conexiones más profundas al vincularse con la antigua cultura sumeria, específicamente con Emesh,
el dios del campo, la abundancia y la vegetación. Al adoptar el nombre Emesh, la marca se sumerge
en una rica tradición que refleja el uso ancestral de la medicina natural, resaltando la importancia
de las plantas medicinales en el bienestar humano. Esta elección de nombre subraya el compromiso
de la marca con la conexión entre la naturaleza, la salud y las prácticas terapéuticas de culturas
ancestrales.

Así, Emesh no solo encapsula la esencia de las plantas hermafroditas, sino que también rinde
homenaje a la sabiduría y la tradición que han sido transmitidas a lo largo de los tiempos, fusionando
lo contemporáneo con lo ancestral en el ámbito de la medicina natural y la cosmética orgánica.